Conversamos con Salvador de la Torriente, un estratega cubano que vive de sus ambiciones. Aupado por su insaciable sed de superación hoy se sitúa como un punto de referencia en lo que a ventas y estrategias de negocio se refiere. Ha vencido sus miedos y entendido sus esencias, poniendo su talento al servicio de quien busque optimizar los procesos de conversión en su negocio.

De la Torriente vive cada día como si fuera el último, no miente y obra de buena fe, consciente de que el universo devuelve cada cosa que hagas. Y así, va canalizando sus pasiones en favor de una marca personal que se mueve entre lo que significa Vender o morir, construyendo lecciones de éxito nacidas de la historia propia de quien hace un tiempo da vida a Salvador.Business:

En la historia de Salvador Business se lee: «Mi nombre es Salvador De La Torriente y soy experto en Marketing, formador en técnicas de negociación y consultor de negocios. Con mis programas he hecho que empresas con bajos niveles de conversión conectaran con sus clientes ideales y multiplicaran sus ganancias.» ¿Siempre has sido este?

Siento que sí. Desde que me recuerdo de pequeño me gustaba el dinero, al punto de pedirle a mi mamá que me cambiara 20 pesos a billetes de a uno por la sensación de tener más.

He hecho de todo en la vida, siempre enfocado a este deseo de hacer negocios. Mi primer emprendimiento, por decirlo de alguna manera, fue vender mangos. Vivía en una finca y vendía los mangos en la calle en una carretilla. Lo hice por muchísimo tiempo, la temporada de mangos era el momento para dar riendas sueltas a mi habilidad de hacer negocios.

También vendí películas, fui taxista, arreglé celulares y debo admitir que en un principio no sabía nada de celulares y lo que hacía era de intermediario para que los arreglaran en otro lado, hasta que aprendí. A partir de los celulares, hicimos un grupo que aportó soluciones interesantes, como la aplicación QBolá, que proveía noticias sin conexión. Fue un proyecto que llegó a tener 30 mil usuarios y que cerré hace menos de un año porque no logramos rentabilizarlo como imaginábamos debido a la inexistencia de un marco legal que ampare la ejecución de proyectos de este tipo.

Ya graduado de Ingeniería Industrial, cosa que me tomó 12 años pues no estaba del todo interesado en ello, emigré a los Estados Unidos buscando liberarme de las limitaciones existentes en el marco legal cubano. Aquí tomo totalmente en serio el tema de vender, lo estudié a fondo, fui a muchos eventos y tomé muchas lecciones. Entendí que era básicamente lo que había hecho toda la vida y empecé a dedicarme a las ventas, con el uso de técnicas como la psicología aplicada al proceso de toma de decisiones o la persuasión.

 Mi mayor obra, la más palpable por así decirlo, es Cubatel ltd.. Casi todos saben lo que es Cubatel, y para mí es el contexto que me permitió experimentar con libertad todo lo que había aprendido y estudiado.

Tu apuesta por el podcast

Siento que el podcast aplicado a temas de marketing digital es una herramienta muy poderosa y además incipiente para nuestra área geográfica de Latinoamérica. Tanto es así que mi podcast ya aparece posicionado como el número cuatro para la palabra ventas en Apple. Podcast .

Mucho de lo que aprendí lo hice a través de podcast y emprendí a hacerlos porque a pesar de tener una amplia experiencia en temas de ventas y marketing sentía que mi gran hándicap era comunicarme, lograr transmitir lo que sabía.

Fue mi reto y hoy tras siete episodios que hay publicados siento que he avanzado. Hay una diferencia enorme entre el episodio uno y el siete y esto me motiva a seguir porque pienso que poco a poco voy encontrando mi propia voz.

Recibo lindo feedback desde diversas partes del mundo y esto me impulsa. Pienso que contando mi historia ayudo a que las personas puedan realizarse, salir adelante y hasta a que se puedan librar de cometer los errores que yo he cometido.

Recomendamos escuchar VENDER O MORIR: Un Podcast de Ventas y Marketing para descubrir todo lo que necesitas saber sobre estrategias de ventas, marketing, tráfico, funnels y contenidos.

Experto en marketing, técnicas de negociación y consultor de negocios. ¿Te consideras un pionero en Cuba?

Pues la verdad nunca me había hecho esta pregunta, pero si te soy sincero nunca he consumido información sobre marketing o ventas proveniente de ningún cubano. No creo que sea un fenómeno asociado a la falta de conocimientos, sino es la consecuencia de que probablemente ningún cubano ha trabajado su marca personal usando como base el marketing y la consultoría de negocios. Así que si me llegara a considerar un pionero sería en ese sentido, en haber empezado a trabajar la marca personal antes que el resto de los que puedan dedicarse a esto en la isla.

Referentes

Vilma Núñez es un referente para el mercado hispano. Creo que es número uno en nuestra lengua y por eso decidí trabajar más de cerca con ella. Pero mis mayores referentes de habla inglesa. Podría citar a Gary Vee, Tony Robbins y Russell Brunson, por la combinación de los tres es que he trabajado. Mucho de lo que he hecho lo he extraído de sus consejos. Esos son mis tres nombres. 

Te has involucrado en muchos proyectos de éxito, ¿si tuvieras que seleccionar los (3) principales?

Pues creo que el proyecto de mayor impacto es mi marca personal: Salvador. Bussiness, por el crecimiento personal que he experimentado durante todos estos años, después por supuesto está Cubatel.

Y luego ya me cuesta trabajo seleccionar un tercero porque he estado en muchas iniciativas como Q´Bolá, o aportando al crecimiento de marcas personales de actores como Luis Silva, Andy Vázquez, Camila Arteche, emprendedoras como Carolina Millán y Ahinoa Rosado a quiénes he ayudado, pero no he estado directamente involucrado como en los dos primeros. Me cuesta trabajo seleccionar un tercero, quizás en un año esto haya cambiado pues creo que lo que estamos trabajando con Camila viene con muchísima fuerza

De los fracasos se aprende, ¿alguna historia particular?

Decía Winston Churchill que el éxito se logra de fracaso en fracaso, sin perder el entusiasmo. Uno trata de tenerlo todo controlado, trata de dar pasos seguros siempre, trata, en fin, de no exponerse porque esto es lo que nos enseñan en la cultura de supervivencia hispánica, sin embargo, si algo me ha ayudado a mi en la vida es precisamente exponerme. Por lanzarme cuando no tengo nada de qué agarrarme, he dado los mayores pasos en la vida. Experimentando sobre la base de pequeños fracasos.

Por ejemplo, me tocó aprender inglés de viejo, con más de 30 años y me fue muy difícil conectar con clientes o colegas por la barrera que supone el idioma. Pero no me desanimé, me expuse más, a tal punto de que fui a un club donde la esencia era hablar en público y en inglés. La primera vez no dije nada, la segunda dije algunos disparates, y luego ya me di cuenta de que el mundo no se acaba porque fracases, la vida sigue y vas a tener oportunidades de seguir fracasando, hasta que triunfes. En mi caso, pude ganar una competencia en este club y esto me demostró que lo importante es precisamente no rendirse.

Uno de tus principales consejos es: LA CLAVE ESTÁ EN OLVIDAR LA MENTALIDAD DE ESCASEZ Y PENSAR DESDE UNA POSICIÓN DE ABUNDANCIA. Para ti, ¿menos no es más?

Cuando le recomiendo a las personas que vivan la vida desde una mentalidad de abundancia lo que busco es hacerlos crecer.  Nosotros vivimos constantemente influenciados por una mentalidad de escasez, y no es solo en Cuba.

Cuando llegué a los Estados Unidos me di cuenta que por generalidad funciona exactamente así. He conocido personas que para nosotros pudieran resultar millonarios, con todas las necesidades materiales cubiertas y, aun así, viven en escases.

Lo que pasa es que cuando vives así, esto es lo que transmites, y esto te limita de ser feliz. Es cuestión de energías. La escasez no es algo tangible, es un status mental. La escasez no está en lo ya que tienes, sino en lo que quieres.

A pesar de que la mayoría de las personas viven en escasez, es una condición que rechazamos por instinto. Es supervivencia. Y no necesitamos que nos vengan a decir lo que nos falta, lo importante es que podamos pensar cómo sacar el mejor provecho a lo que tenemos y no imponernos barreras.

Creo profundamente que menos, es más, porque mientras menos necesitemos añadirle a la fórmula de ser felices, más rápido conectaremos con nuestra esencia y con la misión que tenemos en la vida. Mi mamá siempre me decía que no me preocupara por lo material, porque los seres humanos valemos por lo que somos, y no por lo que tenemos.

¿Qué habilidades y cualidades son imprescindibles para convertirse en un buen experto en Social Media/Marketing/Comunicación?

Luego de haber estudiado a tantísimos referentes creo que hay tres elementos esenciales: Mentalidad (de abundancia), conocimiento profundo de la psicología (del proceso de toma de decisiones) y la persuasión (entienden cómo influir de manera natural sobre otras personas). Definitivamente hay que tener una habilidad comunicativa excepcional.

Te enamora algún canal de social media para convertir. ¿Cuál es el que más dominas y por qué?

No tengo preferencias, pero si es cierto que me he concentrado en los últimos tiempos en entender y aprovechar al máximo Instagram y Facebook, sobre todo porque era lo que más se usaba en los momentos en que empecé a trabajar con Cubatel y también por la amplia presencia de los marketers en estas plataformas.

Creo que cada canal, todos y cada uno de ellos, tiene sus potencialidades. Pienso en un futuro cercano expandirme a Youtube y que Tik Tok, al menos la dinámica de este, sugiere que el mundo va en ese sentido.  Es un modelo de éxito, en la búsqueda constante de atraer la atención de los usuarios.

Y aunque el podcast no es un canal social en sí, tengo que reiterar que creo profundamente en él. Porque confío en la experiencia radiofónica de las personas y porque supone en cierta medida la evolución de la radio y no descarto que pueda conseguir ejercer una fuerza similar a lo que fue la radio en el siglo pasado.

Tomado del Instagram de @salvador.business

¿Qué valor le atribuyes a contar historias/emociones en el contexto actual de la comunicación comercial?

Contar historias es algo básico y esencial en cualquier estrategia comercial y más en esta era. Cualquier persona que pretenda hacer crecer su marca personal debe saber contar historias porque es un signo de buena comunicación y porque permite conectar con quienes te siguen.

Las historias son clave en esa cercanía que en estos tiempos es determinante para el éxito de cualquier estrategia. Es una competencia obligada para trabajar con marketing o con ventas en estos tiempos.

Si tuvieras que diseñar equipos de comunicación/marketing digital. ¿Cuál sería la estructura del equipo ideal?

Diseñador, Comunicador social, Periodista y un ingeniero, en ese orden de prioridad. Quizás no te lo esperabas, pero el pensamiento de un ingeniero haría el negocio escalable en el tiempo, para que las soluciones que se toman hoy valgan al cabo de 10 años.  Si un día tuviera que quitarme del medio, buscaría alguien con mucha hambre, con olfato, que se dejara de llevar primero por su instinto y sus ambiciones que por cualquier otra cosa. Con esto cerraría mi team estrella.  

¿Qué ponderas a la hora de seleccionar personas para que trabajen contigo? ¿Tips para selección de personal?

 Calidad humana por encima de todo, y cuando me refiero a esto hablo de valores: humildad, transparencia y honestidad. Después te hablaría de hambre, necesito personas con ambiciones y ganas de crecer. Esto no se limita al dinero, sino que quieran crecer como personas. El proceso de selección no es tan fácil, se precisa instinto y tener las cosas muy claras para encontrar lo diferente.

¿Se puede vender sin ads?

Por supuesto. Hay que crear contenido de calidad y tener cierta autoridad en lo que haces para convertir. Pero, ¿por qué no usarlos? Si tienes recursos, hazlo, es un plus enorme.

¿Los influencers en Cuba? Su papel e impacto real. ¿Cuál sería tu caso de éxito?

El tema de los influencers es algo reciente, se ha popularizado con la apertura del internet, aunque había antes algunas personas creando contenidos.

Que los contenidos no son los mejores, esto es discutible, pero tienen la atención de un público y este es su principal valor.

Los influencers no tienen que representar los valores de la compañía, hay muchas formas de usar el marketing de influencers. En Cuba, pese a todo, están subvalorados porque tienen la atención de las personas y las marcas no están pagando por ello. Ellos cubren la necesidad de información específicas en el público, y este es su mérito por encima de todo.

¿Qué importancia le otorgas a trabajar la reputación de una marca personal o corporativa?

Este es el verdadero trabajo. La mayoría de las personas se pasan la vida buscando estrategias y fórmulas para ganar dinero rápido con sus negocios y yo verdaderamente no creo en ello. Pero si hay algo que puede llevarte a acelerar el proceso del éxito es tener una marca personal establecida porque las personas compran algo que conocen, compran de alguien que tiene autoridad. En la medida que tú puedas hacerte conocido o establecerte en el mercado te va a ser muchísimo más fácil vender lo que quiera que vayas a vender que si no lo haces.

Se trata de respaldar cada negocio con su marca personal. Independientemente de lo que vayas a vender, siempre es fundamental trabajar tu marca personal y poner en boca de todos tu mensaje.

¿Cuáles son las tres lecciones más importantes que te ha dejado la vida hasta hoy?

La primera la recibí de Steve Jobs, y se trata de hacer cada día de tu vida lo que harías si fuera el último. Yo perdí a mi papá cuando tenía 14 años en un accidente. Ahí me di cuenta de que nunca sabes lo que va a pasar y puedes irte del mundo sin hacer lo que querías. Así que cuando me desmotivo, encuentro las fuerzas en preguntarme ¿Qué haría si fuera el último día de mi vida?, porque seguramente la decisión no sería quedarme tumbado.

Lo segundo que aprendí fue a no decir mentiras y la importancia de no hacerlo. Ni siquiera mentiras piadosas, porque te llegas a creer cosas que no son reales y esto a quien más te daña es a ti porque te aleja de tu realidad y de tus propósitos.

Y por último, tengo muy claro que todo lo que hagamos, todas las acciones que hagas, regresan a ti. Lo bueno, y lo malo, todo regresa.

Tu mensaje de éxito

A los emprendedores, a todas esas personas que lo están intentando, a los que no han dado un paso o no han ganado un peso les diría que dejen de oír a todo el mundo, para escucharse a si mismos. No escuches a tu yo lógico, escucha a tu corazón y lo que sientes que quieres hacer porque el ego también traiciona.

Puede que tomes decisiones erradas, pero mantén la dirección. De los tropiezos se aprende. El éxito no siempre tiene que ver con el sentido común, escucha a tú corazón. Porque tu vida será el resultado de alinearte con tus propósitos.

Newsletter

Suscríbete para estar al tanto de todas nuestras actualizaciones

Su registro se ha realizado con éxito

×

¡Bienvenid@!

¿En qué podemos ayudarte?. También puedes envíarnos un mensaje a contact@lymsocial.com

× ¿Podemos ayudarte?