Jazz Vilá es un estratega. Un referente en el universo contemporáneo de las artes escénicas en Cuba; a quien más de un medio ha tildado como el Rey Midas del teatro cubano.

Jazz Vilá es actor, director, dramaturgo y también el artífice de todas las campañas de marketing que desde el atrevimiento han hecho de sus propuestas, las más populares del panorama contemporáneo del teatro cubano.

Y es que Jazz Vilá Projects, su compañía, ha roto los esquemas, abarrotado teatros y destrozado, desde taquilla, todos los récords de audiencia posibles. Desde Rascacielos hasta Farándula, sus puestas han estado en boca de todos. También lo han satanizado, tildándole de seguir estrategias comerciales en detrimento de lo dramático.

Mas detrás del personaje, hay un ser humano que derrocha cualidades como emprendedor. Un hombre que ha entendido como nadie nuestro contexto para provocar la oportunidad; su oportunidad de brillar, con luz totalmente propia.

Trending por su frase “En Cuba no hay de nada, pero hacemos de todo”

Es una expresión que tuvo su estreno en la ceremonia de entrega de los Premios Goya 2011, donde la película cubana Juan de los Muertos ganó el premio al mejor filme extranjero. En medio de la alegría por ser parte del elenco dije esto que se volvió tendencia. Pero lo cierto es que la frase es un poco como mi forma de ser, es el mantra que envuelve mis proyectos, es un espíritu del que me nutro para trabajar y desarrollar mis ideas acá en Cuba.

Establecido por una década en el extranjero, ¿por qué decide regresar?

Llevo por bandera una frase que me dijo el señor Hugo Guffanti (argentino que fuera primer bailarín del BNC), y es que uno debe estar donde esté el trabajo, que no debemos enamorarnos de los lugares sino de enamorarnos y apasionarnos por nuestro trabajo. Entonces entiendo de esa forma la vida, que hay que estar allá donde haya trabajo.

Regresar, luego de casi 10 años viviendo a tiempo completo fuera de Cuba me puso ante la necesidad de aplicar todo lo que había aprendido y ese fue el mayor reto; encontrar las maneras de propiciar las circunstancias para echar a andar las ideas que tenía.

¿Cómo encontrar la oportunidad de hacer a pesar de las carencias? Y lo asumí partiendo de saber que era posible hacer muchas cosas, porque, si en el desierto hay agua, ¡cómo no se iba a poder!  Lo mejor de todo es que hay todo un terreno, un mercado libre, muchísimo espacio subutilizado.

Tenía un plan de regreso

Honestamente no tenía ninguna pretensión, solo objetivos de vida. Viajo con mi misión a cuestas, y la ejecuto donde creo que pueda florecer. Yo sabía que había oportunidad de canalizar mis inquietudes para con el arte, de hacer cosas a favor de una industria que aquí no existe que es la del entretenimiento. Generar, un crecimiento de mis ideas profesionales, desde el crecimiento personal.

El desarrollo profesional debe ir a la par del desarrollo personal, y viceversa

La cuestión es que hay que desarrollarse en todos los sentidos. Hay que estudiar, entender la vida y el entorno para poder expandirte y tener un crecimiento como profesional.

¿Monetizar tu talento?

Totalmente. La sociedad, la que sea, se construye sobre una base económica y en ese sentido, evidentemente, tiene que haber una monetización de tu trabajo, si no, no hay crecimiento, porque no hay incentivo.

¿Cómo encontraste tu mercado?

Yo quería llegar a la masa, a esa que llena conciertos de música o que va a ver el humor. Al ir a los teatros me encontraba con el mismo público, ¿y el resto?

Las redes eran/son fundamentales en tu estrategia

Hay cierta contradicción con los principios más tradicionales del marketing, porque aquí legalmente no puedo vender entradas por internet. Pero las redes son parte fundamental de la estrategia, porque son vehículo para la publicidad y un canal único para acercarme a la audiencia.

Yo tenía claro que nosotros teníamos que ser la compañía numero 1 en Instagram, a pesar de que no es la plataforma más usada en Cuba, pero me servía y me sirve de tarjeta de presentación sobre mi trabajo de cara al mundo.

Es fundamental, y tenemos que terminar de entenderlo en Cuba porque no entendemos las cadenas de los procesos. Normalmente hay una idea, luego se construye y después se materializa. Acá nos olvidamos por completo de visualizar, y ahí está el mayor error porque al visualizar seremos capaces de entender qué hacer para tener éxito.

En España con mi coach entendí el valor de preparar un golpe que valga para el knock out. Salir de lo tradicional, y dar el golpe.

Si te lo ilustro te diría que con mi primera obra con la compañía Jazz Vilá Projects, Rascacielos, yo tuve la oportunidad de poner 10 mil carteles en hojas tamaño A4, pero preferí apostar por un cartel en Línea y G. Esa valla enorme que llenamos con la promo de la obra fue la acción que marcó el éxito, porque generó el impacto que no iban a logra ninguna promoción tradicional. A partir de ahí, he seguido sobre esa línea para mis obras, carteles grandes y usar espacios que casi siempre han estado en desuso o subutilizados.

Esto me ha permitido visibilizar a mis sponsors, que han tenido su espacio en esos espacios.

Recuerden siempre que, donde hay una carencia, hay una oportunidad, y donde hay una oportunidad se puede generar un negocio.

Mi concepto trasciende al teatro, yo voy al entertaiment (entretenimiento) que es un mundo prácticamente virgen en Cuba.  Nosotros estamos faltos de entretenimiento.

Vivimos en el país perfecto, para establecer negocios., porque tenemos mil carencias y por consiguiente, oportunidades.

Jazz Vilá Projects

Es una simbiosis que vive de las alianzas con el sector privado, pero desde su condición de ser un ente estatal. En JVP confluyen negocios como Bajanda, La Catedral, con empresas como Cubaron S.A, o el Banco Sabadell que colaboran con mis productos. Porque JVP es la única plataforma que ofrece la oportunidad a los privados de colaborar, de favorecer la gestión cultural y teatral.

¿Las críticas?….¡te han criticado mucho!

Las críticas son mantequilla. He estado en 26 países y no he visto monumento a crítico alguno. Yo escucho, pero lo verdaderamente importante es que se esté hablando de ti; ya sea bien o mal, pero que se hable. ¡Este es el medidor!

El papel de los patrocinadores

Son el corazón de la compañía, porque lo que he logrado hacer depende prácticamente de ellos, en primer lugar. Lo que más me place es que hemos podido establecer una relación cercana, de amistad, a los que me refiero como los “amigos de Jazz Vilá Projects”.

Tu Pitch

Hola, soy Jazz Vilá, director de Jazz Vilá Projects, y echo mano al dosier de la compañía, que siempre me acompaña a todos lados.

Yo tengo los pies en el suelo y la cabeza en el cielo. Hay que saber dónde estás, para saber a dónde vas a llegar. Hay que estar preparado para las circunstancias de la vida, porque nadie sabe dónde está la oportunidad.

Jazz Vilá es actor, director, dramaturgo y también el artífice de todas las campañas de marketing que desde el atrevimiento han hecho de sus propuestas, las más populares del panorama contemporáneo del teatro cubano.
«Yo tengo los pies en el suelo y la cabeza en el cielo.Hay que saber dónde estás, para saber a dónde vas a llegar» / Foto: Internet

Te interesa enseñar lo que has aprendido

Es fundamental, porque los cubanos tenemos el ego tan grande que llegamos a creer que sabemos todo de los nuevos mercados y la realidad es que estamos en pañales. A mi me interesa muchísimo ofrecer mis experiencias, porque desde el emprendimiento desconocemos muchísimas de las buenas prácticas del marketing.

Tengo el deseo de dar lecciones, conferencia o un taller para que podamos crecer todos.  

La publicidad supone desembolsos muy grandes

Enormes, y no solo de dinero, sino de ideas. Las ideas son lo que más alto se cotiza en el mundo. El tiempo es dinero, pero también es vida.

Un día en la vida de Jazz Vilá

Una tormenta constante de ideas, máxime en estos días, porque tenemos por delante el reto de un universo totalmente diferente, y el éxito, nuestro éxito, dependerá de la capacidad que tengamos de adaptarnos.

¿Actor, director de teatro o director de marketing?

Llevo a un director de marketing encerrado en el cuerpo de un artista.

Basado en su intervención para el grupo de Whatsapp neheD de entrenamiento, debate y asesoría entre emprendedores cubanos

Newsletter

Suscríbete para estar al tanto de todas nuestras actualizaciones

Su registro se ha realizado con éxito

×

¡Bienvenid@!

¿En qué podemos ayudarte?. También puedes envíarnos un mensaje a contact@lymsocial.com

× ¿Podemos ayudarte?